Blog

Volvimos a sentirnos libres

Curso de prácticas de meditación y visualización Siendo libres

De nuevo nos encontramos y volvimos a sentirnos libres.

Recorrimos de nuevo nuestro sistema solar, nos adentramos en las profundidades de nuestra Vía Láctea y ¡más allá!. Nos adentramos en la infinitud del cosmos y vimos que estábamos y formábamos parte de Todo.

Adentrándonos en el corazón

Entendimos nuestros comportamientos condicionados y los dejamos atrás para poder Ser de nuevo, para poder vivir eso que de verdad somos, nos adentramos en nuestros corazones y logramos tocarlos desde la conciencia, la experiencia fue maravillosa, volvimos a mecernos en la vastedad que mece a las estrellas y fuimos creadores de nuestro destino desde allí.

Volvimos a sentirnos libres y nos manifestamos

También celebramos nuestro Nuevo Ser, cantamos y reímos con la inocencia de niñ@s naturales, entusiasmados por ese nuevo estado recobrado y antaño olvidado,¡ que bonito fue manifestarse con tanta naturalidad, espontaneidad y risas!

Como las olas del mar, nuestras vidas comenzaban en un pasado lejano, alcanzaban su cumbre y se rompían sobre la arena en lo que parecía ser el fin de las olas. La individualidad de las olas era ilusoria, todas formaban parte de un mismo océano que en sus profundidades, también era negro y oscuro. Solo en la superficie del mar, las personalidades parecían aisladas y separadas unas de otras.

Volvimos a sentirnos libres en presente

Caminante no hay camino, se hace camino al andar y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar… siguiendo a Machado retiramos la atención y la energía del pasado y la dirigimos hacia el presente, que es el único lugar donde nuestros pensamientos no dañan al corazón. 

Unidos en esa naturalidad espontanea se consumieron los últimos restos de individualidad que nos quedaban y ya siendo libres de las ataduras de nuestra personalidad, las notas de nuestros cantos al unísono fueron el colofón de una noche magnifica.

Corazones latiendo libres

Apenas sin darnos cuenta, retiramos la atención de nuestras historias personales, de las memorias del ayer y de su proyección en el mañana, y nuestros corazones latieron como uno solo al ritmo de nuestros cantares, en un eterno presente lleno de alegría.

Cuando llegó a despedida, nos pedisteis más, felices y en paz con vuestro nuevo estado de amor y conciencia, queríais una nueva ocasión de encuentro y la estamos creando para vosotros.

Volveremos a vernos, mientras tanto seguid en contacto con vuestro corazón.

¡Feliz verano!

Todos queremos más

Hay una antigua canción que dice : Todos queremos más, todos queremos mas y mas y mas y mucho mucho más.

El que tiene un euro quiere tener dos, y el que tiene veinte quiere cuarenta, el que los cuarenta quiere tener mil…y más y más y mucho más.

Es una canción antigua que quizá los más jóvenes no conozcan pero, una de las ventajas de internet es que pueden encontrarla ahí, no en euros sino en duros que era la moneda vigente cuando se compuso.

Y más y siempre más

Sí, nuestro ego o personalidad, o esa entidad que permanentemente suele acompañarnos y que muchas veces nos hace la pascua, siempre quiere más, más dinero, más casas, más coches, más vacaciones, más sexo, más poder, más títulos, más conocimientos, más tiempo libre, más comprensiones…más y más.

Todos queremos más de lo que nuestros sentidos están percibiendo en construcciones imaginarias interminables, a veces brevemente satisfactorias, y ¡de nuevo a correr! a trabajar, a esforzarse o engañar (si eres político) para tratar de conseguir más y más.

El ego puede perderlo todo

Algunas personas hacen cursos de meditación o de lo que sea, para obtener algo más. El ego no va a perder lo que ya tiene y si honestamente, le informan de que el proceso de meditación de lo que trata es de perder o desapegarse de lo que perciben nuestros sentidos, o abandonar las interpretaciones que hacemos sobre las informaciones sensoriales, ¿entonces para qué ir?

La noche más oscura

La negrura infinita del espacio no se ve, es negra como la noche más oscura; no se escucha, ni se huele ni se toca, pero es la que permite que toda la luminosidad de las estrellas se perciba.  Es un misterio, mejor dicho es el Misterio, algo que la mente no puede percibir ni entender.

Solo la magia del corazón puede experimentarla, no tienes que conseguirla, ya la tienes, estás en medio de Ella, aunque la mente trata de taparla corriendo detrás de innumerables nombres y formas.

El curso te indica el camino

En un curso serio de meditación (hoy el mercado se ha llenado de cursos con ese nombre, pero que no lo son) vas a perder lo que crees poseer para encontrarte con la experiencia de lo que te tiene a ti.

El curso te indica el camino para dejar las innumerables ilusiones de Maya y agradecer Aquello que te tiene a ti y en lo que tú desapareces pero puedes presenciar. Para la limpieza del corazón es sencillo, para la complejidad de la mente puede ser muy complicado.

De las ilusiones de algo puedes pasar a ser Todo

Yo, mi nombre, mi ego, mi personalidad, mis memorias, mi historia, mis proyectos futuros, mis propiedades, mi individualidad, mío, mi…son distintos nombres para lo mismo. Todo eso se sustenta en la identificación con un cuerpo, en las memorias de un pasado desaparecido y en las imaginaciones de un posible futuro que aún no ha llegado.

La vida sólo transcurre en el momento presente

Si entramos profundamente en el momento presente entramos en el misterio de la vida. Hace falta valor, determinación, también, espíritu de aventura, mucha perseverancia, al principio seguir a algún maestro; después a ti mismo.

Puede ser un largo viaje y, cuando llegues, te darás cuenta que no hacía falta moverte de donde estabas. Siempre habías estado Ahí.

¿Estás preparado para el viaje?. Si es así, te esperamos.

“Solo los pensamientos referidos al momento presente no dañan al corazón”

I Ching

Paz y alegría en libertad

Todos queremos paz y alegría en libertad, pero nuestra contradicción es que la deseamos atada y dependiente de personas, objetos, conocimientos, títulos, propiedades etc, la lista es variada e interminable.

El mundo de la ilusión

Sentimos alegría y paz si conseguimos esa casa, estar con esa persona, ese dinero, ese viaje… la lista es interminable.

Nos sentimos mal, con rabia, tristeza o miedo si no conseguimos lo que queremos o lo perdemos.

Paz y alegría en libertad desde el vacío

Ya lo dijo Gautama Buda: El deseo produce sufrimiento y milenios antes, el Taoísmo afirmó : El vacío requiere ser llenado y la plenitud busca vaciarse.

Buscamos «ser alguien» acumulando ideas, filosofías, conocimientos, títulos y propiedades. El Ego o personalidad no suele buscar ser nada o nadie para ser conscientes de que, inevitablemente, somos todo.

Ser alguien me separa del otro y ser nadie me une a él.

El océano y las olas

¿Acaso está la ola separada del océano? ¿no es la ola una manifestación del océano? si la ola se compara con otras olas mas espumosas, mas rosadas, mas grandes o pequeñas, entonces se pierde en la ilusión de la separación.

Durante décadas he buscado la experiencia de unirme a todo, a través de lecturas, estudios, prácticas de Yoga, psicoterapias del Este y del Oeste que me ilusionaban en ser «alguien» y sin darme cuenta, me separaban de Todo.

Manifestándote libre

El Ser, Dios, Todo, el Tao, Eso, o como queramos llamarlo, se está manifestando a través nuestro en cada momento. Si lo busco, al mismo tiempo me estoy separando de Él, y esa ilusión acaba siendo frustrante y dolorosa. Como si las olas buscasen unirse con el océano cuando, es evidente, que son el océano.

Observando el cielo

Como aficionado a la astronomía hace muchos años que vengo observando el cielo, y entre todos los planetas, nebulosas, galaxias y cúmulos estelares, hay un espacio negro, oscuro e infinito en todas las direcciones, en medio de ese espacio emergen los cuerpos estelares, como las olas y nuestros cuerpos, nacen, están un tiempo y se van.

Sal al campo una noche despejada y observa esa negrura abrazando a todas las estrellas, esa oscuridad está arriba, abajo, detrás, a la derecha y a la izquierda, nuestro minúsculo planeta Tierra está flotando en medio de esa oscuridad infinita.

Experimenta paz y alegría en libertad

La mente no puede entender ese espacio inmenso, pero la conciencia puede experimentarlo y en Esa Experiencia, la mente se calla con su constante parloteo de recuerdos del pasado e imaginaciones del futuro. Ese espacio oscuro e ilimitado solo está en el momento presente. En Él están todas las posibilidades imaginadas e inimaginables.

Abriendo el corazón

Si abrimos el Corazón a la evidencia de que somos una manifestación de Él, como la pequeña ola que somos, nos daremos cuenta de que somos la misma esencia del agua que está en todo el océano.

Siendo libres de las ilusiones mentales del pasado y del futuro, podemos realizar la recomendación del texto sagrado del I Ching: «Solo los pensamientos referidos al momento presente no dañan al corazón».

Solo en el momento presente está la experiencia de la Libertad de la eternidad.

Curso de meditación en marzo de 2024

Curso presencial de meditación en marzo de 2024, con el que puedes alcanzar la paz que transciende el entendimiento de la mente.

Dice el refrán castellano que «pájaros de la misma bandada vuelan juntos». En estos tiempos donde hay tendencias tan variadas es importante incorporarse a una bandada que vuele en paz y armonía, respetando la individualidad de cada ser humano a la vez que integrándolo en un proyecto común.

El Cosmos manifestándose

Todos estamos dentro del mismo proyecto en un Cosmos que nos envuelve y que se manifiesta a través nuestro, en el que queremos vivir con paz, alegría y armonía.

La finalidad de este curso de meditación en marzo de 2024, es conseguir estos objetivos, si tú quieres tener esta experiencia, puedes conseguirlo con este curso.

Observando tu mundo interno

Observa ese mundo cotidiano de objetos y personas que se mueven, se desplazan y cambian de lugar en el espacio. Observa tu mundo interno de imágenes, recuerdos de sonidos y la multitud de conversaciones internas que tienen lugar en tus pensamientos, también cambian.

Obsérvate a ti mismo tratando de atraer a tu vida lo que deseas, y alejándote de lo que no quieres. Observa a tu yo que está observando todo eso. Obsérvalo, sin mas, un paso más allá está la libertad.

Meditación es recorrer ese camino, del mundo exterior al interior y pasar de un yo individual a la experiencia de una inmensa eternidad.

Un curso de meditación para transitar por lo que cambia y llegar a lo que no cambia.

lugar

  • Casa de convivencias La Concepción y San Pio X, C. de San Jacinto, 2, 28430 Alpedrete, Madrid

Fechas y horario

  • Inicio: 17.30 horas del 27 de marzo de 2024.
  • Clausura: 13.00 horas del 31 de marzo de 2024 ( la comida está incluida después de la clausura del curso)

Inscripciones

Ponte en contacto con nosotros a través de aprenderaserlibres@gmail.com

Plazas

Se admiten inscripciones hasta el 15 de marzo, las plazas son limitadas, pueden cerrarse las inscripciones antes de esta fecha.

Completo

Siendo libres

Curso de prácticas de meditación y visualización Siendo libres

Todos los asistentes al curso “SIENDO LIBRES” nos cogimos de las manos, nos miramos a los ojos para infundirnos valor y, tal como nos indicaban las voces de nuestros guías, empezamos a caminar por el espacio infinito. Recorrimos nuestro sistema solar, nos adentramos en las profundidades de nuestra Vía Láctea, al salir de ella, vimos que solo era una entre millones de galaxias. Nos dimos cuenta que estábamos y formábamos parte de Todo.

El espacio negro

El espacio negro era como una inmensa cuna que mecía a todas las estrellas… oscuro e infinito en todas las direcciones.

Nos dejamos flotar en aquel espacio negro sin fin, nos olvidamos del tiempo, volviendo la mirada hacía nosotros mismos.

Siendo libres nos manifestamos

Después nos sentamos y empezamos a cantar, al principio uno a uno, después todos juntos, para terminar en coros sincronizados que acompañaban nuestros cantantes.

¡Ondiñas veñen e van! parecían sintonizarse con las Nebulosas y las Galaxias, como las olas del mar, nuestras vidas comenzaban en un pasado lejano, alcanzaban su cumbre y se rompían sobre la arena en lo que parecía ser el fin de las olas. La individualidad de las olas era ilusoria, todas formaban parte de un mismo océano que en sus profundidades, también era negro y oscuro. Solo en la superficie del mar, las personalidades parecían aisladas y separadas unas de otras.

Siendo libres en presente

Caminante no hay camino, se hace camino al andar y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar… siguiendo a Machado retiramos la atención y la energía del pasado y la dirigimos hacia el presente, que es el único lugar donde nuestros pensamientos no dañan al corazón. 

De Ojos verdes al Mediterráneo, le cantamos al hijo de la luna, codo a codo nos unimos y se consumieron los últimos restos de individualidad que nos quedaban y ya siendo libres de las ataduras de nuestra personalidad, las notas de nuestros cantos al unísono fueron el colofón de una noche magnifica.

Corazones latiendo

Apenas sin darnos cuenta, retiramos la atención de nuestras historias personales, de las memorias del ayer y de su proyección en el mañana, y nuestros corazones latieron como uno solo al ritmo de nuestros cantares, en un eterno presente lleno de alegría.

Era el día de la Inmaculada Concepción, así que el parto y el nacimiento en la cuarta dimensión, fué bueno, virtual, y sin pecado.

¡Feliz Natividad!

Curso de meditación en diciembre de 2023

Curso presencial de meditación en diciembre de 2023, con el que puedes alcanzar la paz que transciende el entendimiento de la mente.

Observa ese mundo cotidiano de objetos y personas que se mueven, se desplazan y cambian de lugar en el espacio. Observa tu mundo interno de imágenes, recuerdos de sonidos y la multitud de conversaciones internas que tienen lugar en tus pensamientos, también cambian.

Obsérvate a ti mismo tratando de atraer a tu vida lo que deseas, y alejándote de lo que no quieres. Observa a tu yo que está observando todo eso. Obsérvalo, sin mas, un paso más allá está la libertad.

Meditación es recorrer ese camino, del mundo exterior al interior y pasar de un yo individual a la experiencia de una inmensa eternidad.

Un curso de meditación para transitar por lo que cambia y llegar a lo que no cambia.

lugar

  • Casa de convivencias La Concepción y San Pio X, C. de San Jacinto, 2, 28430 Alpedrete, Madrid

Fechas y horario

  • Inicio: 17.00 horas del 6 de diciembre de 2023.
  • Clausura: 13.00 horas del 10 de 2023.

Inscripciones

Ponte en contacto con nosotros a través de aprenderaserlibres@gmail.com

Plazas

Se admiten inscripciones hasta el 25 de Noviembre, las plazas son limitadas, pueden cerrarse las inscripciones antes de esta fecha.

Completo

Meditación

Meditación es el arte de vivir intensamente en el presente, al tiempo que somos observadores de nuestra experiencia.

La meditación es un camino a recorrer hasta llegar a ese punto en el que dejamos de prestar atención a tiempos pasados o futuros, para centrarnos en el momento presente, que es el único lugar en que transcurre La Vida.

La constante repetición

A fuerza de repetirlo miles de veces, dirigimos nuestra atención a pensamientos de hechos vividos en el pasado, o a sucesos que nos gustaría vivir, o a situaciones que no nos gustaría vivir en el futuro. Repetirlo constantemente, hace que nos identifiquemos y seamos siervos de la mente que se transforma en un automatismo de memorias que nos esclaviza.

La Vida solo está fluyendo en este momento. Cómo fluyó hace un mes, forma parte de la memoria de un tiempo pasado que, si no lo hizo según nuestros deseos, esperamos que se mejore en un futuro. La mente es una formidable herramienta, peligrosa si domina nuestra vida, y muy útil si la utilizamos nosotros a ella.

La mente es una herramienta

Podemos compararla con nuestros teléfonos móviles, son excelentes maquinas en nuestras manos que nos permiten comunicarnos y obtener información; y son muy peligrosos si estamos todo el día con el móvil delante de nuestras narices, compulsivamente adictos a utilizarlo, perdiéndonos entre sus innumerables vericuetos. Es sencillo de comprender: o los utilizamos nosotros, o son ellos los que nos utilizan, acaparando nuestra atención y nuestra vida.

A través de los sentidos captamos e interactuamos con un mundo en continuo cambio y transformación. También pensamos con los sentidos a un nivel mas sutil: viendo imágenes internas, escuchando sonidos, hablando con nosotros mismos, o recordando sensaciones. ¿Somos libres para pensar y actuar como queremos? ¡eso nos gustaría! y muchas veces a la ignorancia de nuestro orgullo así le gusta creerlo.

La realidad de lo que pienso y vivo

La realidad es que la atención que dirige nuestros sentidos, está siendo controlada por las creencias que nos han transmitido nuestras familias y nuestra cultura. Descripciones de cómo es la realidad del mundo mental y material hacia el que tenemos que dirigir la atención y !mas importante! aquello que tenemos que dejar de percibir. Naturalmente, esto ocurre a nivel inconsciente, es decir, a tal velocidad por haberlo repetido miles de veces que, conscientemente, no nos enteramos. El dolor y el sufrimiento pueden ser buenos despertadores de este sueño inacabable y que creemos real.

Infinitas posibilidades

Desde hace muchos años soy aficionado a la Astronomía, en las noches claras paso largo tiempo observando con el telescopio cráteres lunares, planetas, cúmulos estelares, nebulosas de hidrogeno y galaxias. Todos estos cuerpos celestiales están flotando en la negrura de un espacio infinito, inconcebible para la mente al que no puede encontrar limites ni fronteras. Cuando trato de meterme en la experiencia de esa inmensidad eterna, mi mente se deshilacha y asombrada, deja de pensar.

Dentro de esa oscuridad infinita del espacio, dentro del cual estamos todos en este momento, podemos elegir qué pensar y qué vivir, libres del karma que nos aprisiona en vidas repetitivas y predecibles.

Elegir no es fácil, requiere perseverancia, paciencia y constancia.

Experimentando en el presente, meditación

Pero prueba a imaginar, hasta llegar a sentirlo en tu Corazón, que esa vida que deseas ya está ocurriendo. Mira los colores, las formas, los movimientos; escucha los sonidos y, sobre todo, siente lo que es vivir así como si estuviera ocurriendo ahora. Milagrosamente ese espacio infinito y oscuro organizará las cosas para que todo se sincronice, en orden a que tu imaginación se densifique del llamado mundo material. La llave maestra para abrir esa puerta se llama perseverancia.

Si nuestra racionalidad requiere mas explicaciones, estudiemos la física de Einstein y vayamos dejando atrás la de Newton.

En estos tiempos ya está ocurriendo.

Incorpórate a la meditación.

Mi Gurú y yo, 2ª edición corregida y ampliada

Mi Gurú y yo es la historia de mi práctica del Yoga y la psicoterapia a lo largo de sesenta años.

A los 17 años me inicié en la práctica del Hatha yoga con Selvarajan Yesudián , práctica que duró hasta los 29 años.

Hoy contemplo aquel largo periodo como una preparación de mi cuerpo físico para la intensa actividad, mental y espiritual, que iba a tener lugar en mi estructura corporal a partir de los veintinueve años y medio, cuando Barbara González me inició en el Yoga occidental con practicas de psicoterapia Gestalt.

La iniciación consistió en dirigir mi atención hacia mi mundo interno, en lugar de vagabundear sin rumbo por el mundo exterior, y darme cuenta que mis memorias, fundamentalmente infantiles y afectivas, estaban configurando mi vida y mi destino.

La iniciación de Barbara fue rotunda, breve y radical, y ocurrió en el corto tiempo de diez días. Marcó un antes y un después en mi vida ¡Gracias Bárbara!

El estado de Gracia que disfruté duró un año, después se fue.

Como fruto de mi perseverante búsqueda, vinieron a mi vida dos maestros: Gurú Raj Ananda y Robert Hoffman. Oriente y Occidente de nuevo.

Con Gurú Raj Ananda aprendí que fuera de mi estoy perdido, que dentro de mi estoy en mi hogar, y como el mundo exterior es un reflejo de mi mundo interno, en el que Karma y Dharma se harán lo mismo, porque encontrando lo interno dentro de lo externo, el camino del Dharma que lleva hacia mi propio conocimiento nacerá del Karma de cada uno de mis actos.

Bob Hoffman me remitió a mi infancia en la que, bajo la influencia de mis padres, se estructuró mi mundo emocional que, después en mi vida y sin darme cuenta, se repitió, una y otra vez, en mis relaciones con otras personas.

Todo lo demás, con perseverancia y determinación, lo hice solo.

Después murieron Bob Hoffman, Gurú Raj Ananda, Tom Mackormick, la Sra. Marquesa, Bert Hellinger, el Dr. Chico y el Dr. Lucky. Prácticamente todas las personas que tuvieron una gran influencia en mi evolución personal.

Hoy vuelvo a escribir Mi Gurú y yo, incorporando a todos ellos, en una nueva edición ampliada.

Nuestro núcleo espiritual es nuestro Gurú y, cuando está dormido necesitamos la presencia de un Gurú externo para que lo despierte. Una vez despierto nuestro Gurú interior, el Gurú externo ya no es necesario.

Ese río de Conciencia es distinto para cada uno de nosotros, pues ha nacido en hogares distintos y ha tenido experiencias diferentes a lo largo de la vida, pero al final, desembocamos todos en el mismo Océano.

Entre las orillas del placer y el dolor fluyen los ríos de todas las vidas. Permítete fluir por el centro, equilibrado, dejándote llevar por la corriente. Disfruta y vive intensamente cada tramo del viaje, teniendo la seguridad de que en cualquier momento de la navegación desembocarás en el Océano de la Eternidad.

Mi Gurú y yo es la historia de la vida de un río, desde su nacimiento hasta su desembocadura. Mi historia puede ayudarte a entender y evocar el fluir del tuyo por la Vida.

Al final ningún río desaparece, en su desembocadura todos se hacen Uno con el océano. Con la paciencia que da la eternidad, te veo venir hacia mi, a tu ritmo, entre tus orillas. Es inevitable.

El móvil ¿ángel o diablo?

¿Es el móvil ángel o diablo? me pregunto mientras tomo un café con tranquilidad en una cafetería, he dejado el móvil en casa y quizás por su ausencia, mi atención se dirige hacia las personas que lo están utilizando.

Ha transcurrido media hora y he visto como el 80% de la gente está utilizado su móvil, proporcionalmente, sobre todo mucho más los jóvenes.

Por mis actividades laborales y también adictivas calculo que utilizo el móvil, como mínimo una hora y media al día.

Haciendo cálculos

Ampliando mis cálculos a toda España: El 80% de 45.000.000 de habitantes, multiplicado por 1,5 horas diarias nos da 54.000.000 de horas cada día. Personalmente y, consultándolo con personas cercanas, su utilización antes de dormir era una costumbre obligada.

Personalmente ya he dejado de vagabundear por internet antes de dormirme. Antes podía pasarme mas de media hora perdiendo el tiempo ¿Qué digo? entregándolo a fotografías, videos y comentarios múltiples de temas variopintos y generalmente absurdos que poco a poco atrapaban mi atención y la llevaban hacia un sopor hipnótico ¡por supuesto, a mi no me llevaba nadie, era yo quien dirigía al móvil con mis dedos y podía apagarlo cuando quería!.

Adictos inconscientes

Bueno, en mi profesión de psiquiatra he visto muchos adictos al alcohol, a la cocaína y otras drogas que dicen lo mismo: «Yo paro esto cuando quiero». Que admitan que no es así, es un primer paso muy importante en su tratamiento.

Recordé que cuando escribí el libro de «Mi Gurú y yo» a través de Amazon, con quien tuve que interactuar fue con los Algoritmos de un ordenador. Tenía que seguir pasos concretos para que el libro fuese publicado. El contenido era lo de menos. Al ordenador central de Amazon le interesaban otros parámetros diferentes a lo interesante, divertido, ameno o bien documentado que fuese mi libro.

Cuando usamos nuestro móvil el algoritmo del ordenador central sabe dónde estamos, qué nos interesa, qué productos compramos (nos libramos de ese control si lo hacemos nuestras compras con dinero físico que al ritmo que vamos, parece que va a desaparecer), esta cuestión me hace insistir, es el móvil ¿ángel o diablo’

Cuales son nuestros gustos, qué nos interesa y ¿porqué no? que conversaciones solemos tener, sobre que temas, con quien, en que lugares y un sin fin de datos que nos asombraríamos de la información que tiene de nosotros.

Vida privada

Creemos que la relación que tenemos con nuestro móvil es algo íntimo, privado y personal ¡Que va! es público y notorio, como si hace años gritásemos contando nuestras intimidades en una plaza pública. Unos se detendrían a escucharnos y otros pasarían de largo, dependiendo del interés que despertasen nuestras comunicaciones. Pues bien, hoy nos escucha una maquina y selecciona lo que es interesante pasándolo a otro nivel de investigación o queda almacenado, porque eso si, tiene una inaudita capacidad de almacenamiento.

¿Sabes que los propietarios de las grandes compañías de móviles tienen restringido su uso a sus hijos? no les dejan tener móvil en los colegios y lo tienen totalmente prohibidos a sus nanis.

Los niños se hacen rápidamente adictos y una vez que lo son desengancharlos es extraordinariamente difícil.

¿Inevitable necesidad?

Pero ¿porqué vamos a limitarlo si lo usa todo el mundo, si pueden acceder a mucha información, si además están distraídos y así nosotros podemos hacer nuestras cosas sin tener que preocuparnos demasiado de su educación en estos tiempos acelerados y convulsos?.

Durante años me he formado, utilizado y enseñado la hipnosis de Milton Erickson. Hacia donde dirijo mi interés y mi atención, hacia ahí va mi energía, y con mi interés y mi energía va mi vida.

¿Con el móvil mi vida la dirijo yo? ¿o alguna inteligencia artificial (bien programada naturalmente) la está dirigiendo sin que yo sea muy consciente de ello?

Por supuesto que es una herramienta extraordinaria si realmente está en nuestras manos, y muy peligrosa si nosotros estamos en las manos de ella.

¿Es el móvil un ángel desinteresado que nos ayuda, o un demonio que atrapa nuestra atención, nuestro tiempo y nuestra vida sin darnos nada a cambio? Y no olvidemos que una de las grandes habilidades del demonio es disfrazarse de ángel, cuando sus intereses lo requieren.

Matrix

Me pregunto porqué está hoy el mundo como está, si España utiliza, diariamente, 54.000.000 de horas de sus ciudadanos dirigidas a falsas noticias, otras verdaderas y las peores, las medias verdades…¿Qué ocurre con los 8.000.000 millones de habitantes del planeta? ¿Qué programas meten en sus sueños antes de dormirse? ¿Tienen sueños, o solo pesadillas? ¿para el beneficio de quien? beneficios no solo económicos si soy el dueño de la máquina de fabricar billetes.

«Repita una mentira cientos de veces y se hará verdad» decía el ministro de propaganda de Hitler. Antes lo hizo el Cesar de Roma, el Faraón de Egipto etc, etc. Pero nunca con la inmediatez y eficacia de la tecnología informática actual.

Como médico, ante la enfermedad es mi obligación proponer un tratamiento

Vuelva a pensar por si mismo. Si es necesario deje el móvil a un lado y perciba lo que sucede con sus sentidos, viendo la cosas como están siendo y menos como le cuentan que son. Quizás tenga que pagar un precio. La Libertad es cara, y mas en estos tiempos, pero, a la hora dejar este mundo, es mejor hacerlo en las alas de la libertad, y no prisionero, ya no de Hitler, el Cesar, o el Faraón, sino en manos de una gigantesca e inmisericorde Matrix ¿en manos del diablo, quizás…?

Hazte tú la pregunta, es el móvil ¿ángel o diablo?

El Misterio y la Vida

Vivimos en un mundo conocido rodeado por el misterio de lo desconocido, incomparablemente mas grande que lo que conocemos, el misterio y la vida.

Para la gran mayoría de nosotros lo conocido se origina en nuestra infancia en la que se entretejen nuestras primeras memorias que, en la medida en la que hayan sido dolorosas han ido tapando nuestra inocencia y percepción directa e inocente del mundo, con emociones ligadas al miedo, la tristeza o la rabia. El dolor del mundo emocional nos encoge y comprime, deseando expandirnos y alegrarnos en algún tiempo futuro. Gran parte de nuestros pensamientos se remiten a tiempos pasados o venideros en los que deseamos que todo sea mejor que lo sucedido, así es como la mente y el tiempo se entretejen como hermanos.

Como es arriba es abajo

Es misterioso el Universo en el que se mueven nuestro sistema solar y nuestra Vía Láctea, hermanada con millones de galaxias, en medio de un espacio oscuro misterioso, infinito e incomprensible para la mente.

«Como es arriba es abajo y, como es adentro es afuera», nos dijo Hermes el Tres veces Grande. Lo mismo que hoy nos enseña la física quántica de las partículas atómicas.

Resumiendo: En la urdimbre de la inmensidad del conjunto de átomos que forman nuestro cuerpo, también está ese misterioso espacio oscuro que es el paridero de todas las posibilidades. ¿Todas? o ¿Unas pocas? nuestra personalidad se conforma con pocas que trata de repetir hasta la llegada del misterio de la muerte.

¿Podemos adelantar ese Misterio hasta nuestro presente manteniendo con vida nuestro cuerpo?

Teniendo en cuenta que hace años, la ilusión del futuro la considerábamos verdadera. Hoy, mas que nunca, es ilusoria. ¿Cuántas mas plagas tendremos similares al llamado Covid 1,2,3,4…?. ¿Cuántas más guerras (Ucrania) amenazando otra devastadora guerra mundial? ¿Cuántos más cambios climáticos y ecológicos? ¿Provocados por qué, por quien o para qué? Entre estos interrogantes el futuro se desdibuja.

La muerte siempre ha estado presente, pero tratábamos de olvidarla apegados a un consumismo compulsivo con el que hemos aniquilado especies vegetales, marinas, animales y humanas. Hoy, la Guadaña siega nuestro autoengaño para los mas despiertos, mientras otros prefieren seguir apegados a los espacios virtuales de los móviles, los ordenadores o las múltiples cadenas de las televisiones con sus inacabables mentiras y sus noticias paradójicas.

Podemos despertar

La esclavitud por un techo y un poco de comida invade nuestras ciudades, mientras sus ciudadanos corren hipnotizados mirando sus móviles, a los que un robot indica donde dirigir la atención de los usuarios.

Esta pesadilla onírica puede hacer despertar a muchos, pararse en el momento presente y preguntarse: ¿Dónde está la verdad? ¿Hacia donde va la vida?. La vida va, como siempre, a encontrarse con la oscuridad de la muerte, que es el contrapunto que le da al vivir intensidad, presencia y misterio.

Para quien pueda interesarle, una indicación en el camino: » Fuera estás perdido, dentro de ti estás en tu hogar. Sustituye lo externo por lo interno y se eterno». Siguiendo la indicación, encontrarás que el mundo exterior es un espejo de lo que sucede dentro de nosotros. Limpia tu espejo si está sucio. Los demás pueden hacer lo mismo. Nadie puede hacerlo por ellos.

Cuando el espejo esté limpio no te reflejará, porque tu yo personal no estará para verlo. Solo tendrás la experiencia de la inmensidad de la Paz que está mas allá de los pensamientos que, sin éxito, tratan de entender el misterio y la vida.